domingo, 5 de febrero de 2012

Wendigo


"Los clérigos ancianos argumentan que estas criaturas son la encarnación maléfica de los cuerpos corruptos de aquellos desdichados que se alimentaron de la carne de los de su propia raza. Condenados por los dioses, al morir, son maldecidos con una furia indómita que les confiere vida ultraterrena, forzándoles a seguir matando para saciar un apetito eterno, vagando los páramos en invierno, los bosques sombríos y las vaguadas solitarias, convertidas en horribles bestias de aspecto grotesco."
- Aventuras en la Marca del Este

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada